Una mezcla de la raza japonesa Waguy con nuestras hembras Brangus de la Hacienda Rubaiyat, este excelente corte presenta grasa infiltrada entre el músculo que le proporciona una jugosidad y una suavidad optimas, que acentúan su sabor para hacer de su degustación una experiencia única